Apostando en el circo de Mérida VII. La carrera de los Dioses.

Resultado de imagen de blog culto en roma dioses domesticos

Cultos y dioses romanos. Los romanos practicaban una religión privada y otra oficial.

La religión privada rendía culto a los dioses familiares ( los lares protectores del hogar y los penates o guardianes de la despensa) y a los espíritus de los antepasados. El culto se celebraba en la casa, era dirigido por el padre de familia y consistía en ofrendas de comida, flores y perfumes.

La religión oficial era politeísta y rendía culto al emperador.

  • Los romanos fueron tolerantes con los dioses existentes en las distintas provincias de su imperio. Así, asimilaron las divinidades griegas, cambiando simplemente su nombre. Pos ejemplo, Zeus pasó a llamarse Júpiter, Hera se convirtió en Juno, y Atenea, en Minerva. También adoptaron los dioses orientales, como Isis, Mitra o Cibeles. El culto a se celebraba en el exterior de los templos, era dirigido por los sacerdotes y consistía en plegarias y sacrificios de animales.
  • El emperador, a partir de Augusto, fue divinizado en una ceremonia llamada apoteosis. El culto al emperador era obligatorio para todos los habitantes del imperio, pues se consideraba una forma de expresar la lealtad a Roma y al emperador, que ayudaba a mantener la unidad política y territorial.

La familia Salvius, Claudio y Silvia se habían reunido para los preparativos de la boda y la carrera de cuadrigas. Estaban junto a la estatua de Mercurio, el dios protector de los caminos y del comercio. Para una familia dedicada al comercio, era un Dios muy importante. La estatua de mármol dispone a Mercurio con el torso desnudo, sentado con una lira en las manos. Habían invitado a la familia de Cayo, sólo asistía su padre en señal de duelo.

La familia Salvius os invita a esta ceremonia de adoración. Mi esposa y yo, adoramos a nuestro dios protector Mercurio. Que ilumine la boda y que la carrera sea justa y rentable para la familia.

Dafne, reparte los perfumes, flores y comida en su honor y en la de los presentes.

El Pater Familias Salvius, le dio la palabra a Cayo Padre:

– Se que mi hijo estaría orgulloso de esta carrera, las pruebas apuntan a que Casio participó en su muerte. Que los Dioses decidan si debe morir o vivir. Como médico confío que Esculapio esté presente en la carrera e imparta justicia. Y bendiga la boda.

Claudio, habla tú ahora dijo Julio:

Estimado Cayo, pocas dudas hay de que Casio es responsable de la muerte de tu hijo. Los dioses serán restitutivos y aplicarán su ley.  Por mi parte confío mi fé en el culto al primer emperador romano, el que acabó con la república y el que fundó esta ciudad, Cesar Augusto. ¡Apoteosis¡ También el bendecirá mi matrimonio.

Resultado de imagen de augusto emerita

Quisiera hacer honor también a Julio Salvius hijo, muerto en combate. Asesinado por hombres bárbaros como el traidor Casio. También él será restituido.

Julio, hija… habla tu Casandra (Casandra participaba por primera vez, a pesar de no estar casada)

-Mi hermano murió como un soldado con honor. Pero no a manos de Casio. Miraba a Claudio con indignación y rabia. Yo invoco el poder de la naturaleza de nuestra Gran Diosa Madre y Gran Maga, Isis. Diosa egipcia. También invoco al Genio de la Serpiente, fecundidad y protección de nuestros antepasados.

 

Resultado de imagen de diosa isis merida

Ahora Silvia, haz tus oraciones:

Por mi parte rindo honor a Diana, Diosa virgen de la caza y protectora de la naturaleza. Tomó una moneda en su mano y la mostró.

Resultado de imagen de moneda diana artemisa en merida

Luego quiero ir con Tercia Casandra, al Templo de Diana. Dicen que inspirado en el de Artemisa en Éfeso. Nos acompañas Claudio. Tercia nos tiene que contar la historia que le pasó cuando era pequeña. Cuando una víbora se acomodó en su vientre y no la picó.

Resultado de imagen de moneda diana artemisa en merida

Claudio, que os acompañen los padres Julio Salvius y su esposa Lucrecia. Respeto vuestro culto, pero sólo el Emperador es digno de ser honrado como un dios. El convirtió una aldea de bárbaros en una ciudad de mármol. ¡En una civilización¡

A la salida de la casa, Claudio le dijo a Julio que llegarían unas ánforas como regalo para la boda. Era galum de primera calidad. Le dio instrucciones precisas de como situarlo y Salvius pasó la orden al esclavo capataz. Más tarde enviaría a un hombre de confianza, para preparar una exquisita receta, sólo conocida en los palacios de Roma.

Cultos en la domus romana

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s