RAÍCES INDOEUROPEAS

Los celtas son, como los germanos, los latinos, los eslavos, los griegos, los hititas, los kurdos, los armenios, los persas o los indios de los Vedas, pueblos indoeuropeos.

Eso no significa que entre ellos exista un parentesco racial, porque lo único seguro es que estos pueblos hablan lenguas que tienen un origen común. Se les ha llamado “indoeuropeos” porque uno de sus extremos está en India y el otro en Europa, aunque lo cierto es que se trata de un neologismo que mezcla una nación con un continente. Otros han propuesto fórmulas como indogermanos o indoislandeses, si consideramos que el pueblo más lejano de la India es el islandés. También se ha dicho: indoceltas o indoirlandeses. Otras propuestas son quizá más razonables, pero tienen el inconveniente de cierta desagradable reverberación política: arios o indoarios. Puesto que arios son todos los pueblos iranios (Iran significa “país de los arios”), como los kurdos, los persas, los medos, los armenios e incluso muchos pueblos escitas, como los osetas y los alanos.

La denominación “indoeuropeo” tiene el inconveniente de olvidar a los arios, que son uno de los tres grupos principales, pero también es cierto que indoario parece dejar de lado a todos los pueblos que se agrupan bajo la denominación euro (eslavos, germanos, latinos, griegos, celtas…). ¿Podemos sugerir euroarios, puesto que los autores de los Vedas indios eran también arios?

En cuanto al origen de los indoeuropeos y la explicación de por qué su lengua procede de una lengua anterior, las teorías se multiplican.

Se supone que los diversos pueblos indoeuropeos fueron en su origen una población nómada que se dispersó de manera asombrosa, llegando desde las islas británicas hasta los confines de la India. O tal vez, y esa sería una posibilidad asombrosa, su origen deba buscarse en un gran imperio como el romano, de cuya crisis y decadencia surgierondecenas de pueblos hasta entonces unificados bajo una lengua común.

Podemos imaginar que la gran batalla de Kurukshetra que se cuenta en el Mahabarata y que enfrentó a los Kauravas y los Pandavas pudiera ser el origen de algunas migraciones indoeuropeas, pero tal vez ya hubo otras anteriores, pues algunos fechan esta terrible batalla, en la que se dice que participaron millones de hombres, hacia el -800. Lo que daría una interesante relación con los movimientos de los pueblos del mar en el mediterráneo y el cercano oriente, si es que a la cronología tradicional se le pueden restar doscientos o trescientos años. No hay que olvidar, por ejemplo, que los textos homéricos se sitúan hacia esos años. Pero otros sitúan la célebre batalla hacia el -1400 o hacia el -2000 (¡incluso en el -3000 o el -5000!) Todas estas fechas son interesantes para el aficionado a la historia, la mitología y las religiones.

Pero todas estas cronologías pertenecen más que a la historia a la literatura fantástica, y es difícil confirmarlas o refutarlas, a no ser que se produzcan increíbles descubrimientos.

Entre los diversos pueblos indoeuropeos existen algunas semejanzas que asombraron a los estudiosos cuando en el siglo XIX descubrieron que el antiguo sanscrito, en el que están escritos los Vedas y los Upanisads de la India estaban escritos en una lengua emparentada con el latín, el griego, las lenguas eslavas o las germanas.

Existen muchas semejanzas asombrosas en las mitologías indoeuropeas. Algunas de las que nos llaman la atención son que en Grecia haya un dios cósmico llamado Urano (el cielo) y en la India un dios de similares características llamado Varuna. Que el Zeus griego sea el Deus Pater (dios padre) o el Iu-Piter/Júpiter latino , pero también el indio Dyaus Pitar. Que los dioses de la guerra indios se llamen Maruts y que el Ares griego o Marte (mars) romano se acompañado por dos gemelos, Fobos y Deimos, que recuerdan a esa pareja belicosa india. Mediante esta y otras coincidencias, se podría llegar a reconstruir, y se ha intentado varias veces, una primitiva mitología indoeuropea.

Posiblemente el que más ha avanzado por ese camino haya sido Georges Dumezil, que elaboró la teoría de las tres funciones comunes a los diversos pueblos indoeuropeos, mostrando semejanzas asombrosas, por ejemplo, entre Roma y la India, una de las más curiosas que los sacerdotes romanos Flamines podrían ser ni más ni menos que los brahmines de la India.

EL ORIGEN DE LOS INDOEUROPEOS

LA TEORIA LINGUISTICA

El griego es la lengua indoeuropea más antigua que aún se habla. Pero, ¿qué es el indoeuropeo? El concepto de indoeuropeo es puramente lingüístico y hace referencia a la lengua hablada hacia el 3000 a.C. (Edad de Bronce) en las estepas de Europa Central por una población que en el 1000 a.C. (Edad de Hierro) ya estaba desmembrada a lo largo de la India y Europa.

 
Imagen tomada de
http://almacendeclasicas.blogspot.com/2011/01/lenguas-y-pueblos-indoeuropeos.html

Los nombres referentes al caballo, el cerdo, el toro y el bronce de todas las lenguas indoeuropeas tienen el origen en una palabra común, mientras que el nombre del hierro ya tiene orígenes diferentes en cada lengua; eso hace suponer que había un pueblo primitivo basado en actividades ganaderas y metalúrgicas, que en la edad de bronce constituía una única comunidad (3000-1000 a.C.) que en la revolución del descubrimiento del hierro (1000 a.C.) estaba ya desmembrada. El movimiento de los pueblos se dirigió primeramente hacia el Sur  y el Este: por una parte hacia Europa, a donde llegaron los que habrían de llamarse griegos, y por otra hacia Asia, a donde llegaron los hititas, frigios, armenios, persas, indios y tocarios. Posteriormente se dirigieron hacia Occidente, a donde llegaron los latinos, eslavos, bálticos, germanos y celtas. A este segundo movimiento migratorio pertenece un último pueblo griego, los dorios.

Esta dispersión odiáspora (δια-σπόρα) es la causa principal de la división del indoeuropeoen diferentes lenguas.Como consecuencia de la diáspora, los indoeuropeos transportaron sus costumbres y su lengua a los nuevos territorios donde habían emigrado. La lengua indoeuropea, por el hecho de entrar en contacto y sustituir a las diferentes lenguas ya existentes (substrato) en los lugares que los indoeuropeos invadieron, y a causa de los cambios y modificaciones que sufrió a lo largo del tiempo, dio lugar a diferenciaciones dialectales y, posteriormente, a la aparición de lenguas diversas que, por su origen común, son llamadas lenguas indoeuropeas.

De estas lenguas, el hetita (XVI-XIV a.C.), desaparecida hace treinta siglos y descubierta en 1915, es la más antigua y el lituano (XX d.C.) la más moderna de las conocidas hasta hoy. Dentro de la rama griega, la más antigua es el micénico (XIII a.C.), descifrado por Ventris y Chadwick en 1953. Hoy son de origen indoeuropeo todas las lenguas de Europa, salvo el finlandés, el húngaro y el vasco, del sudoeste de Asia y de la India.

Fueron los lingüistas Franz Bopp y Rasmus Rask, a principios del siglo XIX, iniciadores de la gramática comparativa, quienes postulan la existencia de una lengua madre común, de la que no quedan restos, al evidenciar las similitudes del sánscrito con griego, latín, persa y germánico. A finales del mismo siglo, los neogramáticos evidencian las correspondencias con otras lenguas.

Al no tener indicios sobre el nombre que este pueblo se daba a sí mismo (endoétnico) ni sobre el que le daban sus vecinos (exoétnico), fue necesario improvisar uno. Esa lengua madre común recibe distintos nombres:

–          Ario: es el término empleado por los ingleses por suponer que esta raíz, que estaba en la base de los nombres de algunos pueblos que utilizaron esta lengua, debía ser la que emplearon para llamarse a sí mismos.

–      Indogermánico: es el término empleado por los alemanes, por entender que la conclusión anterior era errada, de modo que crearon un término compuesto que hacía referencia a las lenguas habladas más el este y al oeste respectivamente.

–          Indoeuropeo: es el término introducido por Th. Young en 1813 y de uso generalizado, a pesar de que incluye una referencia lingüística y otra geográfica.

A partir de los datos que nos ofrece la gramática comparada, se puede deducir que se trataba de una sociedad patriarcal fuertemente jerarquizada, formada por tribus que tenían un rey y una asamblea de jefes de familia, que se fortificaba en caso de apuro. Un pueblo dedicado a la ganadería, con la ayuda del perro y del caballo, y a una agricultura primitiva, y que dominaba la metalurgia, sobre todo el cobre y el bronce. Adoraba a un dios del fuego y los fenómenos atmosféricos y hablaba una lengua flexiva.

  elblogdegriego.blogspot.com

Lengua indoeuropeas from Carmen Lacruz Martín

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s