Apostando en el circo de Mérida XVIII. Manos despiertas.

La noche se ceñía sobre la los tejados de la ciudad, se cerraban los portones de las murallas y la guardia iniciaba su ronda nocturna. Los murciélagos empezaron a volar con su errático estilo, buscando insectos que comer. En la habitación de Tercia Casandra se habían encendido unas lucernas de aceite para leer el manuscrito … Continúa leyendo Apostando en el circo de Mérida XVIII. Manos despiertas.

Apostando en el circo de Mérida XVII. La prueba.

Se oía el canto de los gallos cuando alguien tocaba la puerta de la domus de los Salvius. Sonaba a puñetazos sórdidos y pesados. El disco solar aún no se asomaba por el perfil granítico de las montañas, y los sirvientes de la casa andaban preparando las rutinas del día a día. Tercia Casandra y … Continúa leyendo Apostando en el circo de Mérida XVII. La prueba.

Apostando en el circo de Mérida XVI. Noche de cuentos.

Se oían los pasos de la ronda nocturna de la guardia militar de Emérita Augusta. La ciudad se volvía apacible por la noche, sobre todo en los barrios del extrarradio. Donde se situaban las casas más nobles. La domus señorial de la familia Salvius situada extramuros, era de corte helenista. Estilo que lo denotaban sus … Continúa leyendo Apostando en el circo de Mérida XVI. Noche de cuentos.

Apostando en el circo de Mérida XV. Civilizados o bárbaros.

El sol se ponía entre las montañas y aún se oía el sonido de los pájaros, como un eco sublime. Durante unos minutos el silencio dominó las caras de los presentes y las miradas se difuminaban sobre el jardín del patio interior de la domus. Un trago de miedo resbalaba por la garganta de Casio … Continúa leyendo Apostando en el circo de Mérida XV. Civilizados o bárbaros.

Apostando en el circo de Mérida XIV. El viridarium.

La guardia de Silvia llevó a Casio al Viridarium. Patio porticado ajardinado de la domus señorial con un jardín en medio. Y le obligaron a sentarse al lado de la media luna que estaba perpendicular a la cisterna de agua. En el ángulo sureste de este atrio estaban las cubícula diurna. Habitaciones subterráneas de verano … Continúa leyendo Apostando en el circo de Mérida XIV. El viridarium.

Apostando en el circo de Mérida XIII. La trampa de Tercia.

La tarde de agosto resultaba infinita, el sol parecía no querer esconderse entre las montañas y las chicharras seguían cantando sus canciones de siempre. Casio llevaba toda la sobremesa en la taberna, tomando vino y hablando con sus amigos sobre la posibilidad de hacerse famoso con las carreras de cuadrigas. A veces miraba hacia la puerta … Continúa leyendo Apostando en el circo de Mérida XIII. La trampa de Tercia.

El ‘Anillo’ simbologia de magia y poder

HISTORIA DE OBJETOS. I EL ANILLO.
Interesante post, donde se revisa la historia de los anillos, desde el punto de vista cultural y simbólico.

VADEMÊDIUM

En muchísimas culturas, hemos notado la presencia de un ente místico, un símbolo realmente importante en la mitología o la religión, un elemento imprescindible para la “magia” de la tradición. De alguna manera, las leyendas metafísicas hacen presencia en el mundo real. Algunas culturas han optado por la veneración a animales, otras a alimentos, otras simplemente usan iconos o estatuas que representan sus dioses..

Ver la entrada original 3.755 palabras más

LA PRIMERA COMPUTADORA CONOCIDA DE LA HISTORIA: EL MECANISMO DE ANTICITERA

GABRIEL ROSSELLÓ, ESCRITOR

¿Sabías que 2000 años antes de la era informática los antiguos griegos inventaron la primera computadora? ¿Sabías que el Mecanismo de Anticitera era un ordenador capaz de atesorar información referente al calendario con datos de varias civilizaciones antigua? ¿Y que el mecanismo pudo ser ideado por Arquímedes de Siracusa o alguien de su escuela?

En algún momento entre los años 70 y 50 a.C. una enorme nave mercante romana navegaba hacia Occidente desde algún puerto del Asia Menor, probablemente Éfeso o Pérgamo. El día había comenzado nublado y pronto arreciaron fuertes chubascos acompañados de un viento huracanado. Los marineros, conscientes del peligro del mar embravecido, y conocedores de la incalculable carga que transportaban, trataron de mantener a flote el navío y para ello pusieron rumbo a la pequeña isla de Anticitera, que apenas divisaban en la tempestad.

Resultado de imagen de ISLA DE ANTICITERAEl cargamento se dirigía con probabilidad a Roma.

Sus esfuerzos resultaron…

Ver la entrada original 1.334 palabras más